18 mayo 2022

Explorando el efecto del lente de contacto multifocal en hipermétropes.

Escrito por Selina Powell para Optometry Today.

Un nuevo estudio ha encontrado que el crecimiento axial del ojo puede acelerarse en hipermétropes que usan lentes de contacto blandos multifocales.

El estudio, que fue publicado en Ophthalmic and Physiological Optics, involucró a 22 niños hipermétropes de entre 8 y 14 años de edad.

Todos los participantes del estudio usaban lentes de armazón de visión sencilla los primeros y últimos seis meses del estudio de tres años.

Los del grupo control usaron lentes de visión sencilla durante todo el estudio, mientras los del grupo de prueba usaron lentes de contacto blandos multifocales con una adición de 2 dioptrías por dos años.

Los investigadores encontraron que el crecimiento axial no cambió durante los primero seis meses en cada grupo.

El crecimiento axial durante los dos años del período de intervención fue cerca de tres veces mas grande en el grupo de prueba que en el grupo control.

Los investigadores de Aston University concluyeron que el ritmo de crecimiento del ojo puede acelerarse en niños con hipermetropía provocando un desenfoque hipermetrópico periférico mediante el uso de lentes de contacto.

"Incrementar el ritmo de crecimiento del ojo en hipermétropes usando lentes de contacto multifocales ofrece un mecanismo clínicamente accesible para reducir el impacto de largo alcance de la hipermetropía," señalaron.

Esto tiene el potencial de reducir la carga de error refractivo durante la infancia y mitigar el riesgo de comorbilidades oculares asociadas, agregaron los autores.

Referencia

Foto de Open Clipart

11 mayo 2022

Mujer con deficiencia de vitamina A sufre de keratitis.

Escrito por Selina Powell para Optometry Today.

Una mujer de 60 años se presentó al hospital de Melbourne con perforaciones en la córnea y los médicos encontraron que sufría de deficiencia de vitamina A.

La paciente, cuyo caso fué descrito en BMJ Case Reports, presentaba una agudeza visual de 20/600 en su ojo izquierdo, mientras solo percibía movimiento de manos con el ojo derecho.

No se detectaron enfermedades autoinmunes o infecciones, mientras que un raspado de la córnea izquierda reveló organismos mixtos ligeros y una colonia de hongos.

El autor del reporte destacó que la paciente mostró una deficiencia de vitamina A. "Esta deficiencia probablemente sea causada por una dieta severamente restrictiva, consistente solo de yogurt y plátanos. El diagnóstico final fué perforaciones corneales secundarias a queratitis fúngica bilateral e hipovitaminosis," compartió el autor.

La paciente requirió injertos corneales tectónicos para tratar las perforaciones. Recibió voriconazol por vía oral y tópica para tratar la queratitis fúngica bilateral y palmitato de retinol para tratar su deficiencia de vitamina A.

Mientras la agudeza visual mejoraba con el transcurso del tiempo, su dieta continuó siendo limitada y hubo problemas con el incumplimiento del régimen de tratamiento.

Su agudeza visual estuvo limitada a percibir movimiento de manos en el ojo derecho y 20/100 en ojo izquierdo.

Referencia

Foto de Alexas Fotos

04 mayo 2022

Uno de cada cinco paciente COVID-19 experimentan síntomas de ojo seco.

Escrito por Selina Powell para Optometry Today.

Un estudio publicado en Clinical and Experimental Ophthalmology describe el análisis de 109 participantes saludables y 228 personas recuperadas de COVID-19 y estuvieron hospitalizadas.

Todos los participantes tuvieron un examen completo de la vista y completaron cuestionarios de síntomas oculares.

A los participantes que tuvieron Covid-19 se les preguntó acerca de síntomas antes y después de su diagnóstico de Covid-19.

Dentro del grupo de pacientes diagnosticados con Covid-19, alrededor de 1 de cada 5 (21%) reportaron uno o más síntomas relacionados con ojo seco.

Los síntomas más comunes reportados fueron borrosidad (9.2%), comezón (6.1%) y dolor (4.8%).

Los investigadores encontraron una relación entre altas cargas virales y riesgo de experimentar síntomas en la superficie ocular.

El autor principal, Dr. Kelvin Wan, explicó: "El riesgo de inestabilidad en la película lagrimal después de recuperarse de COVID-19 está asociado con severidad de infecciones agudas."

Referencia

Foto de Lisa Fotios