19 junio 2024

La edad como factor de riesgo en enfermedad ocular.

Escrito por Luciano Cerulli.

Las principales causas de ceguera y visión reducida están relacionadas con cataratas, glaucoma, degeneración macular relacionada con la edad, y retinopatía diabética, las cuales tienen la edad como principal factor de riesgo.

La carga de la enfermedad visual no está distribuída uniformemente por el mundo. Las regiones menos desarrolladas comparten la mayor carga.

Además la visión disminuída también se distribuye de manera diferente entre los distintos grupos de edad, con la incidencia más alta entre los adultos de 50 años o más.

Este imbalance en la distribución también se encuentra en relación al género donde las mujeres tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar visión disminuída, en comparación con los hombres, debido a que su esperanza de vida es más grande y sus posibilidades económicas suelen ser menores.

A pesar del progreso en las intervenciones quirúrgicas que se ha hecho en muchos países en las últimas décadas, las cataratas siguen siendo la principal causa de impedimento visual en todas las regiones del mundo, excepto en los países más desarrollados.

Referencia

Foto de Yandex

05 junio 2024

Insuficiencia acomodativa

Uno de los aspectos más sorprendentes del ojo es su capacidad para cambiar su poder de enfoque. Este cambio permite ver cosas claramente a la distancia (6 metros o más) y también de cerca (40 centímetros o menos). Esta habilidad se llama acomodación.

La capacidad para acomodar se encuentra en su mejor momento cuando la persona es joven, y gradualmente decrece a medida que se envejece.

A partir de los cuarenta años se va perdiendo la capacidad para acomodar y esto se llama presbicia, pero a veces la capacidad de enfoque no se corresponde con la edad de la persona. Este problema se ve mas comúnmente en los niños de edad escolar que tienen dificultad para enfocar su material de lectura. En este caso la condición se llama insuficiencia acomodativa.

Hay dos métodos que podrían ser considerados para tratar la insuficiencia acomodativa. El primero es el método convencional de usar lentes para leer. Estos lentes están diseñados para imitar el enfoque que haría el cristalino en caso de estar viendo de cerca, permitiendo al ojo hacer más fácil su tarea de ver de cerca.

Usar lentes ayuda a realizar la tarea cercana pero no resuelve la insuficiencia acomodativa.

El segundo tratamiento es la terapia visual. En este caso son una serie de ejercicios que se usan para ayudar al cristalino a que trabaje junto con los músculos asociados para incrementar sus habilidades funcionales.

La terapia visual ayuda a las personas a controlar sus ojos para usarlos de manera más eficiente.

Ocasionalmente y dependiendo de la severidad del problema, puede ser que se recomiende el uso de lentes además de la terapia visual.

Referencia

Foto de Yandex

29 mayo 2024

Cómo es el examen de glaucoma 2/2

Perimetría (examen del campo visual).

La perimetría produce un mapa del campo visual. Este examen ayudará al médico a determinar si la visión ha sido afectada por el glaucoma.

Durante el examen, el paciente mira hacia enfrente y presiona un botón cuando detecta un punto luminoso en la visión periférica. Los puntos luminosos variarán en intesidad de tal manera que algunos serán fáciles de ver mientras otros no los verá aunque tenga una visión normal.

El resultado del examen puede variar si la persona está cansada o nerviosa.

El médico puede repetir el examen para ver si los resultados son iguales.

Después de que el glaucoma ha sido diagnosticado, el examen del campo visual se hace una o dos veces al año para ver si ha habido cambios en el mapa.

Gonioscopía (examen del ángulo de drenaje del ojo).

La gonioscopía es un examen diagnóstico que ayuda a determinar si el ángulo entre el iris y la córnea está abierto o cerrrado.

Durante el examen se usan gotas de anestesia y se usa un lente con espejos que permite al médico revisar el ángulo iridocorneal para determinar su estatus.

Paquimetría (medida del grosor corneal).

La paquimetría es un examen que mide el grosor de la córnea. Una córnea delgada es un factor de riesgo para glaucoma.

El grosor corneal también tiene el potencial de influir en las lecturas de la PIO. Si una córnea es más gruesa que el promedio, la lectura puede resultar más alta que la PIO real y si la córnea es más delgada las lecturas de la PIO pueden aparecer más bajas de lo que en realidad son.

Usando la paquimetría el médico puede entender mejor las lecturas de la PIO y desarrollar un plan de tratamiento.

Referencia